jueves, 26 de noviembre de 2009

Por amor al arte



El boom de la cultura alternativa que se está forjando en el país se ve opacado por las escasas medidas para sustentarlo desde los distintos Gobiernos. Más allá de esto, la voluntad de los artistas genera cada vez más espectáculos.

Nicolás Ferreres - Michelle Friedländer -Yasmín Nüesch

Cuando se decide vivir de los sueños se deja de lado todo anhelo económico que se intente perseguir, con el fin de lograr llegar a esa meta. El artista “under” es un militante de esa causa, ya que busca que reconozcan su faceta actoral, musical o plástica, sin necesidad de ofrecer un espectáculo comercial.
Estos movimientos tienen una gran repercusión en Argentina desde el retorno a la democracia en 1983, de la mano de Ricardo Alfonsín, ya que antes muchas disciplinas de la rama cultural habían sido calladas y otras nacieron con ese haz de luz que marcaba el inicio de esa primavera. Luego se fueron desarrollando durante la década de los ‘80 y ‘90, actores y músicos reconocidos en la actualidad, que se criaron en ese entorno y hoy son respetados por sus capacidades arriba de un escenario.
Artistas destacados como Humberto Tortonese, Carlos Belloso o Alejandro Urdampilleta son estandartes de la actuación de una etapa que sirvió en Argentina y lo demostraron en espacios como el “Parakultural”, en los ‘80. Luego, dieron un salto importante en la pantalla chica durante la década siguiente. Referentes como Alfredo Casero, Mex Urtizberea, Diego Capusotto y Fabio Alberti, con el ciclo “Cha-Cha-Cha”, son otros de los tantos ejemplos que dejó aquella época.
Hoy en día, distintos grupos de amigos, compañeros de talleres, deciden continuar ese camino, y suman otro medio de comunicación más, como es Internet, que sirve de promoción o emisión de su obra compuesta para todo el público que decida acompañar a estos artistas.
Para el actor y director teatral, Andrés Binetti las aspiraciones de sus colegas se dividen entre los que “quieren trabajar con Alfredo Alcón y ser famosos en calle Corrientes” y los que “quieren consagrarse en Alemania para regresar a su país aunque no lo vaya a ver nadie” (ver entrevista). Julian Gandara, ex músico de Charly García asegura: "Prefiero esforzarme por mi sueño y sacar a flote a mi orquesta de rock y no pertenecer al grupo de los arregladores de música para las bandas de renombre". Hoy, el sostén económico para estos artistas no alcanza, por lo que es necesario un subsidio por parte del Estado.
Sin embargo, la respuesta del gobierno es insuficiente. Desde la Ciudad de Buenos Aires, actualmente administrada por el ingeniero Mauricio Macri,”la gestión cultural ha sufrido una baja de presupuesto de un 8 por ciento respecto al año anterior” según afirma la diputada de Dialogo por Buenos Aires Gabriela Alegre, lo que perjudica aún mas a los sectores vulnerables. En ese sentido, aclara que desde su bloque en la legislatura porteña esta trabajando en la protección de los artistas que se desarrollan en la vía pública.
La Ley 2264 de Promoción de la Danza Independiente, aprobada en 2006 y promulgada durante el gobierno de Jorge Telerman, contempla a los artistas por intermedio de un Régimen de Promoción Cultural, cuyo objetivo es estimular e incentivar la participación privada en el financiamiento de proyectos culturales por intermedio de una comisión que componen miembros designados por el jefe de gobierno y la Legislatura. Esta junta intenta llevar a cabo proyectos sin fines de lucro que “estén relacionados con la investigación, capacitación, difusión, creación y producción de diferentes áreas culturales en la ciudad”, según lo indica la normativa.
Entre las cuatro resoluciones que tuvo esta ley en lo que va de 2009, pueden destacarse la posibilidad de que toda persona física que presente su proyecto “en tiempo y forma” acceda a un beneficio de hasta $100.000, quedando excluidos todos aquellos planes que involucren restauraciones de bienes de valor patrimonial. Precisamente sobre las formas, la resolución 509-MC-09, establece los documentos a presentar según se trate de personas físicas, jurídicas sin fines de lucro o entes del sector público dependiente del Gobierno de la Ciudad que no posean organizaciones sin fines lucrativos como apoyo.
“Esta ley recién ahora se está llevando a la práctica en la ciudad, por lo que no hay datos estadísticos sobre la normativa”, aseguró Tomás Vaccaro, asesor legal del Régimen de Promoción Cultural.
Hoy, el desafío del Estado es poder ocupar ese lugar que estuvo ausente durante tanto tiempo, dando una solución a la creciente cantidad de jóvenes que deciden exhibir sus espectáculos en lugares que van desde un garage prestado con una capacidad para 50 o 60 personas a un teatro para no mas de 200 butacas. Solo queda esperar a ver cuál será esta vez la decisión de los Gobiernos.

miércoles, 25 de noviembre de 2009

“En el teatro hay un discurso de lamento”

Por Nicolás Ferreres



Andrés Binetti, director de teatro y actor, cuenta como se vive la cultura “under” desde adentro, la forma de subsistencia de los artistas y como están contemplados por el estado al ambiente alternativo en la ciudad y en el interior del país.





El teatro “under” fue un punto de partida en los años 80 para una nueva forma de expresión. El retorno de la democracia dio lugar a una generación de actores y artistas que en los noventa se profesionalizaron e incursionaron en la pantalla chica para hacerse populares. Hoy ese teatro alternativo produce en Capital Federal muchas obras, principalmente en los barrios de Palermo, Boedo, Almagro y Recoleta.



Andrés Binetti, actor y director cuenta su experiencia de vida y su visión respecto al under en la actualidad. Como artista sostiene que se puede vivir económicamente del teatro pero afirma que “no es tarea fácil”.





¿Hoy en día una persona que trabaja en el off puede vivir de eso sin necesidad de llega al teatro comercial?





Hay un discurso que se ve de lamento de “no podemos vivir del teatro, sufrimos por eso”, yo de hecho vivo de eso y de dar clases de teatro. Si uno quisiera podría vivir si estrenara 5 o 6 obras al año y trabajara en función de la producción escénica y real de las obras. Si se lo propone y genera un espectáculo de calidad y es constante en función de eso con el sueldo que gana uno dando clases en la universidad se podría vivir. Igualmente yo digo que el teatro independiente tiene esa cosa de sufrir que no está bueno pero creo que es necesario repensarlo también. De todas formas en el teatro trabajas mucho pero no ganas demasiado, es una profesión que tiene otras ventajas, como poder amoldar tus horarios y otros proyectos.







¿Por qué cree que en el interior no se desarrolla un espectáculo como los de Buenos Aires?





Hoy en día la problemática del interior tiene que ver con la poca cantidad de público que hay para producir un espectáculo. Por ejemplo, nosotros ensayamos un año pero sabemos que vamos a hacer 100 funciones, más allá de que no te vaya del todo bien. En el interior no se da por una cuestión demográfica, la cantidad de publico que vas a tener va a ser muy poco y entonces es muy difícil ensayar mucho para hacer 4 funciones con suerte. Para solucionar eso creo que se debe generar un sistema de giras que se está armando y de esa manera los elencos del interior puedan hacer muchas funciones.





¿Crees que el Estado en cualquier escala está teniendo en cuenta a la cultura?





En teatro tenemos el instituto del Teatro y Pro teatro que son las que subvencionan al teatro y generan cosas. A mi me parece que hay un limite con el voluntarismo y nunca ves un proyecto cultural, por lo menos en teatro, genuino y a largo plazo. Desde hace unos años en Buenos Aires hay una explosión de gente que hace teatro produciendo, actuando, dirigiendo. Lo único que se hace, sobre todo el gobierno de la ciudad que la gestión cultural es terrorífica, es proponer “Hagamos de Buenos Aires la capital mundial del teatro” cuando te tiran 2000 o 5000 pesos para producción en el caso de ser un director con cierta trayectoria, ahora si recién te inicias ni siquiera, el Instituto del Teatro es mas orgánico en ese sentido pero no hay gestión cultural a largo plazo, esta todo hecho a los ponchazos sin ningún tipo de criterio claro.





¿El interior se intensifica esta ausencia?





Si, lo que uno ve es gente con mucha voluntad y muchas ganas, sobre todo la gente que está más en el llano trabajando, desde el Teatro de la Vera en la provincia de Corrientes, que tiene una impresionante dimensión, hasta un galponcito en Cipoletti que no tenia ni gradas. Pero no se ve concretamente una gestión política que se dedique por completo de la cultura. El tema de las giras y la participación en festivales en el interior es autogestión.







Preparación de la obra





¿Cómo es su trabajo a la hora de escribir las obras?





Yo escribo, pero tengo distintos procesos. Hay veces que escribo con los actores en el escenario que improvisan, otras veces se adaptan al libreto que yo escribo, depende del proceso y el proyecto.





¿Cuánto tiempo lleva poner una obra en cartel?





No me parece efectivo ensayar todos los dias en 2 meses, sino dos veces por semana durante 8 meses. Aunque en cantidad de horas sea lo mismo pero el tiempo te da una perspectiva mayor del espectáculo, pero eso varia según cada uno.

Del video en la web a las tablas.

Por Michelle Friedländer

Internet ha abierto las puertas para comunicarse globalmente, la cultura no escapa a ellos. Blikipo Show es un fenómeno que esta creciendo en la web y aspira alcanzar la popularidad y reconocimiento.







Existen actualmente muchos grupos de amigos que por hobby comienzan a realizar videos de actuaciones que las publican en internet. Blikipo Show nació “de la nada ya que no tienen ninguna razón lógica, ni una explicación fundamental o secreta”, explica Julián Desbats, uno de los integrantes del conjunto.




Gorrión, como lo apodan a Julián, cuenta que a partir de la “buena respuesta de la gente”, decidieron tomar este proyecto cada vez mas en serio y “asumir el compromiso de divertir a la gente de la mejor manera y hacer crecer a Blikipo”, una especie de oso de felpa que protagoniza todos los videos de las presentaciones que se encuentran en el portal You Tube.




Si bien dudan al considerarse “unders”, les gustaría llegar a un público masivo para poder vivir de lo que hacen. “Sería un sueño hecho realidad”, afirma Gorrión, aunque destaca la ausencia estatal como uno de los problemas más difíciles para eso: “En Argentina no le damos el valor ni la seriedad al Teatro como este se lo merece y es una lástima porque hay muy buena pasta – sostiene- Debería el Estado, activar más, apoyar con subsidios populares y que no se encierren en concursos esporádicos a determinado círculos de gente”.




Al mismo tiempo, le gustaría que se vuelva a llevar a la práctica el proyecto conocido como “Parakultural”, ya que considera que fue “el Big bang de la movida actual de Buenos Aires, algo digno de admirar y que disparó muchas cosas y dio lugar a que gente bonita del rock, del teatro, ocupara el “mainstream”. Desbats destaca que de ese plan cultural “queda una nueva generación que, consciente o no de la existencia del Parakultural, se mueve influenciada por ese tremendo espacio artístico que ya no está físicamente pero sí en la esencia del ambiente alternativo”.




La buena llegada al público por Internet, hizo que se presentaran en vivo en el bar “La rosa molesta”, del barrio porteño de Almagro, donde si bien los integrantes de Blikipo estaban nerviosos por el cambio de “cosa virtual a cosa en vivo”, la reacción del público “fue positiva y se escucharon muchas risas”, lo que hizo emocionar a todos.




Ese momento vivido se contrapone con la dificultad que implica el vivir de este tipo de espectáculos, por lo que prefieren seguir difundiendo su espectáculo por la web. Pero lejos de resignarse, Gorrión afirma: “El under nunca va a morir. Las crisis o las guerras no matan el arte, la potencian”.

Canal de Blikipo en You Tube

Una noche en la cultura under


Por Yasmín Nüesch

Infieles Pop presentó su último video en un ambiente under de los años 80 en el bar Plasma. El grupo sostiene la importancia del movimiento alternativo en la ciudad, su expansión y el desarrollo durante los últimos años.






En un local colmado de personas, con luces por doquier, instrumentos y tragos se presentó Infieles Pop y presentó su nuevo video, además de repasar los temas de su carrera. “Fue un show muy bueno”, sentenciaría más tarde Alexis Tango, el líder de la banda.




La noche comenzó con la banda Agosto, que tocó cerca de cuarenta minutos frente a un público de amigos, conocidos y algunos fans que se acercaron para escuchar a los tres grupos que tocaron a lo largo de la noche (más tarde llegaría Infieles y por último, para cerrar la noche, Baby Scream).




Cuando llegó el momento de Infieles Pop, ya se podía ver a la banda anterior sentada en las mesas de Plasma, el bar donde se realizó el show, cantando y alentando a sus compañeros de escenario, gritando sus nombres entre tema y tema. Una escena típica de los espectáculos under como los que supieron mostrar los teatros, pubs y bares porteños desde los años ’80.




Entre el público, se pueden ver jóvenes seguidores, familiares no tan jóvenes y también habitúes del lugar que aprovechan para escuchar una nueva banda. No falta quien pregunta en la mitad de la noche “¿Quiénes son los que cantan?”. Y es que de eso se trata el camino a la masividad, el buscar la atención y lograr cautivar al público que los empieza a conocer. Quizá ese momento se da cuando Infieles interpreta “Caramelos”, tema en el cual, como indica su nombre, arrojan golosinas al público que responde entusiasmado.




“Nuestra meta es que la gente nos escuche, que se divierta y la pase bien, la interacción con la gente que te da el under no se compara con nada”, explica Alexis Tango luego del recital. Más allá de esto, admite que aspiran llegar con Infieles a la masividad: “Es la idea, ahora lo considero un pasatiempo, algo que me hace bien para el alma y el corazón”.




El cantante también opinó acerca del escenario under que existe hoy por hoy en Buenos Aires: “El movimiento está avanzando y creciendo cada vez más, es una gran realidad, hay muy buenas bandas y muy buen material”. Pero no dudó en aclarar que en las tablas porteñas si no se tiene algún contacto es muy difícil “llegar”.

La noche termina y el escenario se va vaciando, al mismo tiempo que el lugar va quedando sin gente. Termina así una noche más en el under musical porteño, plagado de gente en busca de nuevos sonidos y artistas que buscan llegar a la masividad, y así alcanzar nuevos puertos.

ültimo video de BLiKiPo ShoW - Leda Giuston

Infieles

Loading...